Gotham: primer capítulo

Gotham: primer capítulo

Primer capítulo de 'Gotham'

‘Gotham‘ ha llegado a la parrilla de los series-adictos, aunque de momento no nos ha enamorado, el inicio de la serie tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. ¿Quieres saber como ha empezado la serie que cuenta la infancia de Bruce Wayne y la evolución de James Gordon y el crimen?

‘Gotham’ es una serie de DC y se nota. ¿Qué quiere decir esto? Supone que la serie opta por alejarse de los disfraces y de lo sobrenatural y abordar el drama y la acción desde un punto de vista serio y realista. ES decir, que ninguno de los villanos y héroes en ciernes van a parecer en mallas en esta serie. Por suerte, y por desgracia, no tienen la intensidad y la complejidad de las historias de Nolan, responsable de la última trilogía de ‘El caballero oscuro’ y mano invisible tras ‘El hombre de acero’ y ‘Batman vs. Superman: el amanecer de la justicia’.

En este primer episodio de la primera temporada, como cabe esperar, se da una breve y rápida presentación de personajes en una trama, no heroica, sino policiaca. Las investigaciones y el proceso por el que el novato James Gordon descubre el crimen organizado y la corrupción de la ciudad ha empezado a la par que el asesinato de los Wayne y la búsqueda del culpable le ayudará a seguir el hilo de los intereses y bajos fondos de esta.

James Gordon, Ben Mckenzie, es un antiguo soldado e hijo de uno de los policías más reputados de Gotham en el pasado, razón por la cuál tras entrar en el cuerpo le han permitido el traslado a homicidios. Se trata de un detective con ganas de hacer cumplir la ley y acabar con los malos, llenos de valores y de cierta ingenuidad.

Por otro lado, nos hallamos con su compañero, Harvey Bullock(Donal Logue) un policía corrupto y borracho que negocia información con la mafia y que hace la vista gorda con tal de quedar bien y, lo que es peor, lleva asumido y asimilado el sistema podrido que corrompe a las fuerzas del orden (y participa de él)

Una de sus fuentes y protectoras es Fish Mooney (Jada Pinkett Smith), una de las jefas de las bandas más peligrosas de Gotham, al servicio de una de las familias de la mafia, de Falcone, pero preparada para luchar por desbancar a este y ocupar el liderazgo. Lista y sensual, se deshará de todos los que le molesten y traicionen. Atención spoiler, será un personaje esencial en la investigación de la muerte de los Wayne, dando a la policía un falso culpable que zanje el tema.

Por otro lado, de esta parte, vemos que uno de sus secuaces más sibilinos será Oswald Cobblepot (Robin Lord Taylor), el pingüino, cuyo desarrollo más enfermizo será diferente al conocido y es en este primer capítulo donde empieza a verse su andadura torpe, cuando sus acciones le lleven al exilio.

Otros que apuntan brevemente su presencia son la gata(Camren Bicondova), Nygma (Cory Michael Smith) y Poison Ivy(Clare Foley), personajes que surgirán en torno a este mundo y girando alrededor de Gordon y Bruce Wayne (David Mazouz), un niño con el que el futuro comisario trabará amistad y un compromiso. Así para poder ver la evolución de estos personajes en una era tan temprana, hay que trastocar los relatos conocidos y quizás forzar esta situación y, de momento, simplemente parece un guiño al espectador cogido por los pelos, más que un giro interesante.

También habrá una trama personal o romántica, ya que le hemos puesto una prometida al nuevo defensor de la ley, y ella tiene, como no, un pasado. Sin embargo, poco se atisba en este comienzo de serie.

Con todo esto vemos que Gordon descubre como todos en la ciudad están conchabados con la mafia, incluidos policía y alcaldía, lo que le hará muy difícil salvar a la ciudad del caos y hacer justicia. No obstante, de momento tampoco se adentra la serie en un tono oscuro, física y psicológicamente hablando,  ya que los colores se ven demasiado estéticos y poco dramáticos, el gusto por los tonos pálidos y fríos se contrarrestan con intencionados rojos en unas flores o en una sangre que se ve adrede falsa, simplemente para que se vea más roja y contraste. Aparte de la única persecución con primeros planos movidos y agitados, la realización es de lo más normal, así como el guión.

Por otro lado, el hecho de no forzar la imagen hace que en otros momentos reconozcamos ese mundo como el actual, como cualquier ciudad de esas dimensiones (queda claro que las referencias visuales a Nueva York son obvias), lo que le da verismo y naturalidad, pero al mismo tiempo nos falta ese puntito retorcido y ese estilo novelesco de las historias de Batman. Esto es, nos hallamos ante una serie de detectives sin más dificultad, pero con la gracia de que cualquiera de ellos podrían escribirse en un cómic.

En resumen, hay mucho que sacar de bueno en la serie, pero habrá que esperar para que las tramas realmente sean atractivas, ya que por ahora, parece una serie más.Seguiremos informando sobre las novedades de ‘Gotham’.

 

5 Comentarios

Deja tu comentario