A la pista de baile: Glee 4.17, 18 y 19

A la pista de baile: Glee 4.17, 18 y 19

Hace un poquito más de un mes que no escribía y es que como bien sabéis, he dedicado todo el tiempo posible a estudiar (y al final valió la pena porque aprobé, ahora me queda el último empujón, ojalá vaya todo bien) así que la consecuencia más inmediata es que había dejado aparcado el blog, porque aunque veía alguna serie, no tenía tiempo para ponerme a escribir así que no he dicho nada sobre The Walking Dead y The Carrie Diaries principalmente, ni sobre ninguna otra serie. Para mi vuelta al blog, qué mejor que volver que con Glee y su Pista de baile, porque creo que es la mejor forma de retomar el blog y volver a despertar a las musas para inspirarme.
(OjO Si no sabes qué hace un almohada-brazo, quién está encerrado en un baño y quien vuelve, no sigas leyendo.

 

SPOILERS DE GLEE, CAPÍTULOS 4.17, 4.18 Y 4.19)
– Los tres compañeros de New York se merecen un spin off. ¡Qué geniales son Rachel, Kurt y Santana! Y su parte en el capítulo (4.17) ha estado genial. Al final Rachel descubre que Brody es un gigolo así que rompen, cosa que no me terminaba de gustar, ya que prefería que se quedase con él que con Finn, que aunque aún no ha pasado, parece que hay indicios (aunque habrá que ver en que queda que Cory Monteith no participe en los capítulos finales por su ingreso en una clínica de desintoxicación).
– Me gustó el tan polémico capítulo de Shooting Star (4.18). Ha cambiado mucho Glee desde que empezó y siempre se le ha achacado que no fuese muy profundo y justamente con éste lo ha sido. Fue sentimental, haciendonos partícipe de los sentimientos más profundos de los chicos porque nada como pensar que vas a morir para que aflorezcan nuestros más íntimos pensamientos. Desgraciadamente son muchos los casos que ha habido en EEUU sobre tiroteos en los institutos y jamás pensé que se incorporaría a una serie de este estilo. Pero me alegra que se atreviesen porque nos han dado uno de los mejores capítulos de toda la serie.
Y luego ha llegado la gran conmoción. Sue se declara culpable. La verdad es que por un momento Ryan me engañó y llegué a pensar que qué se había fumado (más de lo normal), para luego dar un giro y descubrir que la verdadera culpable había sido Becky que ante el temor de su futuro, había decidido cometer una locura. Pero hay estaba Sue para pararla y cargar con toda la culpa para proteger a su adorada alumna. Impresionante. Sue demuestra que sigue siendo uno de los mejores personajes de toda la serie. Sólo espero que la vuelvan a traer al instituto y por la puerta grande. Se lo merece.
– Volver a escuchar el himno de Glee ha sido una grata sorpresa (4.19). Don’t Stop Believing fue la carta de presentación de la serie y cuatro temporadas más tarde sigue demostrando que es el mejor símbolo de la serie.
– La otra gran sorpresa ha sido el regreso de Shelby con su hija para deleitarnos con una gran canción a duo con Rachel, Next to me. Se la echaba bastante de menos y en estos meses que Rachel ha pasado por tantas cosas necesitaba el consejo de su madre.
– Y lo que menos me ha gustado ha sido precisamente dos tramas del último capítulo (4.19. Por un lado, la de Puck y Finn en la universidad. Tanto desfase, tanto descontrol podía haber sido gracioso, pero ha sido todo lo contrario (¿soy la única que odia lo del Harlem shake este?). Luego va y resulta que Will va en busca de Finn para traerlo al instituto como profesor y así que se lleve unos créditos extra. Veremos en qué acaba esto y más con lo que hemos comentado de Cory.
– Por otro lado, las locuras de los chicos del instituto tras los acontecimientos del anteiror episodio. Vale, que estas cosas afectan, pero.. ¿de tal manera? Más que gracioso ha sido penoso. Y relacionado con ello, la preparación de los Regionales que tampoco está siendo tan importante como en anteriores temporadas. aunque hemos vuelto a disfrutar de dos canciones originales (mejor Outcast que la primera).
Y hasta aquí el repaso rápido de lo acontecido en estos tres últimos capítulos. Ya sólo nos queda la recta final (tres capítulos más) y podremos hacer una evaluación de la cuarta temporada, que a priori me resulta extraña. No ha sido la mejor, pero tampoco la peor y lo de compaginar dos escenarios no ha estado tan mal. Pero no adelantemos y ya hablaremos de ello dentro de 3 semanas. Por cierto, que ha sido renovada por una quinta y una sexta. Por un lado, me alegro, porque yo sigo disfrutando de la serie; pero por otro lado, me da mucho miedo qué camino tomarán en cuanto a las tramas y los personajes (que ahora sí que sí urge introducir un nuevo elenco por favor).

Enganchada a las series

Sin Comentarios

Deja tu comentario